25/3/15

SUP

Han pasado ya 4 años desde que probé este magnífico invento, una verdadera alternativa al windsurf.
Es verdad que el surf siempre ha estado ahí, y me ha dado también muy buenas sesiones, pero lo que me ha ofrecido este deporte en tan poco tiempo es alucinante.




Si antes sólo miraba el windgurú para los días de viento, ahora tengo dos opciones más: olas (aunque sean pequeñas y de mala calidad) y calmas... sí, calmas, quién me lo iba a decir.




Un día de olas mediocre se puede convertir en un fantástico día de SUP, donde no sólo compartes olas con amigos en un ambiente relajado, si no que consigues una magnífica sesión de entrenamiento físico. Qué más se puede pedir.

Foto: Sergio Sailboardstarifa
Foto: Sergio Sailboardstarifa

¿Y los días de calma?...pues un suave paseo por el mar, una excursión con los niños, una clase de remo de alto rendimiento, una regata de SUP race,...





Y hasta un día de pesca...(ahora que está de moda la paleodieta; qué mejor representación que unas cuantas horas remando para conseguir tu recompensa: una sabrosa pieza de pescado azul). Más adelante colgaré aquí algún tutorial sobre Pesca-SUP...




Y por último, aquí dejo algunas fotos de mi última sesión de este fin de semana. En un spot local donde prácticamente aprendí a hacer windsurf y que ahora disfruto como si lo acabara de descubrir.




Fotos: Pedro Box


En fin, no me imagino ya mi vida sin el SUP. Un aliciente más, una ilusión más, un motivo más... para sentirte vivo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada